Los blanquivioleta cumplieron con su parte venciendo con claridad al Palmer Alma Mediterránea Palma (74-83) y Acunsa Gipuzkoa Basket hizo lo propio en la cancha del TAU Castelló. Y lo hizo tras una prórroga y con una canasta sobre la bocina. Los de Paco García, que culminan una racha triunfal de siete victorias consecutivas y nueve en los últimos diez partidos, se medirán al Movistar Estudiantes en la promoción de ascenso

Victoria para los play-off/ http://www.realvalladolidbaloncesto.es

Sí, el UEMC Real Valladolid Baloncesto es de playoffs. No es un sueño. Los blanquivioleta cumplieron con su parte venciendo con claridad al Palmer Alma Mediterránea Palma (74-83) y Acunsa Gipuzkoa Basket hizo lo propio en la cancha del TAU Castelló. Y lo hizo tras una prórroga y con una canasta sobre la bocina. Los de Paco García, que culminan una racha triunfal de siete victorias consecutivas y nueve en los últimos diez partidos, se medirán al Movistar Estudiantes en la promoción de ascenso.

Concienciado de que todo pasaba por una victoria en Son Moix, el UEMC Real Valladolid Baloncesto plasmó desde el primer momento su afán de victoria. Con mucho ritmo y anotando en todas las posesiones, los castellanos ya doblaban a los anfitriones cuando apenas se habían disputado tres minutos (6-12). Y se mantuvo esa condición.

El golpe sobre la mesa, el primero, lo daban los blanquivioleta, liderados por Raffington, Gilbert y Wintering durante el primer periodo. No obstante, y a pesar de que los locales respondieron (11-14), la reacción fue fugaz. Un nuevo estirón del UEMC Pucela Basket merced a la sobresaliente actuación del alero croata (12 tantos y 19 de valoración) sirvió para terminar el primer acto con 17 puntos de ventaja (15-32). El mensaje quedó claro.

Controlando la anarquía y velocidad del Palmer Alma Mediterránea, el UEMC Real Valladolid Baloncesto, ejecutando con precisión y potencia el plan de partido, continuó poniendo tierra de por medio conforme corría el crono. Con una marcha más que los palmesanos, los vallisoletanos volvieron a estirarse y se hicieron con máxima a su favor (17-39), obligando a Álex Pérez a pedir tiempo muerto. Y hubo reacción local (29-43), pero los pucelanos volvieron a pisar el acelerador para alcanzar el descanso con una renta importante (31-52) y tras un triple sobre la bocina de Geks.

Al descanso, el UEMC Real Valladolid Baloncesto dominaba en todas las facetas del juego y, de momento, cumplía con la premisa primordial para mantener la ilusión del playoff: ganar. Aunque aun quedaban 20 minutos para certificarlo, los números hablaban por sí solos en Son Moix: 12-22 en rebotes y solo cinco pérdidas ponían en liza al bando vallisoletano, en el que destacaban los 19 créditos de valoración de Dominic Gilbert.

Aunque la renta era segura, Palmer Alma Mediterránea Palma regresó al parqué con otro aire, dispuesto a obrar la remontada, pero los de Paco García no lo permitieron. Unos primeros minutos de correcalles y llenos de imprecisiones sirvieron de aviso para un conjunto, el blanquivioleta, que llamó al orden y no permitió sustos. Rondando en todo momento ventajas cercanas a los 20 puntos, la contienda llegó al último asalto con claro dominio visitante (46-61).

Sin mirar de reojo a las otras canchas, o al menos de momento, el UEMC Real Valladolid Baloncesto abrió el periodo final con cinco puntos seguidos de Melwin Pantzar para enfriar los ánimos de los locales en Son Moix (46-66). Los foráneos volvían a abrir brecha y llegaba un nuevo tiempo muerto de los insulares, que lo intentaban a la desesperada y fiando sus opciones al acierto exterior (53-69). Y con cinco minutos por disputarse en Palma (55-74), el TAU Castellón y Acunsa Gipuzkoa Basket se marchaban a la prórroga, mientras que Cáceres Patrimonio de la Humanidad se imponía a Covirán Granada y cerraba una de las ventanas de playoffs.

Los de Paco García, eso sí, mantuvieron la cabeza fría y afrontaron los últimos minutos de un partido que terminó sin sobresaltos y con victoria vallisoletana (73-84). Finalizado el encuentro en Son Moix, los blanquivoileta ‘jugaron’ el otro encuentro en Castellón, donde azulejeros y gipuzkoanos llegaron a los últimos 24 segundos con todo por decidir.

Anotó Hermansson y dejó 5 de posesión para ganar a los visitantes, machada que lograron merced a un canastón de Steinarsson que se celebró tanto en Valladolid como en Donostia. Porque tras ese final el UEMC Real Valladolid Baloncesto era equipo de playoffs y consumaba una racha de siete triunfos consecutivos y nueve en los últimos diez encuentros que tuvieron su más que merecido premio. No hacía falta frotarse los ojos, era una realidad: el UEMC Pucela Basket se mede al Movistar Estudiantes en la promoción de ascenso.

Ficha técnica

(76) Palmer Alma Mediterránea Palma: Figueras (4), Feliu (6), Van Beck (24), Cosialls (14), Pavelka (9) -quinteto inicial-. También jugaron: Peñarroya (4), Aguiló (0), Jiménez (0), Kostadinov (10), Andreu (3), Carrillo (-) y Kanyinda (-).

(80) UEMC Real Valladolid Baloncesto: Alec Wintering (16), Davis Geks (5), Dominic Gilbert (15), Sergio de la Fuente (14), Justin Tafari Raffington (10) -quinteto inicial-. También jugaron: Fernando Revilla (0), Jaan Puidet (4), Nacho García (0), Sylvester Berg (2), Melwin Pantzar (12) y Jordy Kuiper (5).

Parciales: 15-32, 16-20, 15-9 y 28-22.

Árbitros: Mas Cagide, Martín Vázquez y Gómez Hernández.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigesimocuarta jornada la liga LEB Oro, disputado en el Polideportivo de Son Moix el viernes 20 de mayo de 2022.

Declaraciones

Paco García; «Resilencia»

Sí, el UEMC Real Valladolid Baloncesto es de playoffs. El premio de la promoción llega tras unos meses de “resiliencia” y una racha de siete triunfos consecutivos que valen para agarrar la novena plaza, algo que celebró Paco García, con palabras de reconocimiento hacia el rival también. “Mi respeto para todo el Palmer Alma Mediterránea Palma. Ha sido impresionante lo de  su afición, cómo ha despedido al equipo a pesar de descender. Es de una honradez digna de elogio, compitiendo hasta el final. Hemos mostrado que queríamos ganar con ritmo y dureza, haciendo una primera parte casi perfecta. Veníamos muy mermados en el juego interior, pero el equipo tiene resiliencia para ir adaptándose y salir adelante… y hoy no ha sido una excepción. Mantuvimos la tensión hasta el final y creo que el el equipo ha estado bien. En el vestuario hemos visto la ultima jugada y como entrenador y deportista felicito a TAU Castelló por su temporada, a pesar de quedarse fuera, y doy las gracias a Acunsa Gipuzkoa Basket, que ha jugado para ganar. Eso dice mucho de nuestro deporte y la honradez que hay”.

“Se abre una nueva ventana. Raffingotn no ha jugado el último cuarto, tocado de la rodilla. Y contaré algo: cuando se reúne conmigo la directiva y me plantea que coja el equipo, me ofrecen un bonus por la permanencia y yo lo pido por alcanzar los playoffs. Creo que lo voy a coger. Es para estar contentos. La primera parte ha sido brutal en cuanto a ritmo y deseo, y apretamos al final para no peligrar la ventaja”.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.