Doble subcampeonato copero para el CPLV

El Caja Rural CPLV y el Munia Panteras cayeron derrotados en sus finales en el Palacio de Deportes de Cartagena

Subcampeones/ Foto CPLV

El CPLV vivió este domingo en el Palacio de los Deportes de Cartagena una jornada agridulce. Tanto el Caja Rural CPLV como el Munia Panteras se quedaron a las puertas de alzar dos nuevos títulos para el club vallisoletano. Los dos perdieron sus finales de la Copa del Rey y de la Copa de la Reina antes el Molina Sport canario (1-4) y el Tres Cantos madrileño (3-5), respectivamente.

No fue el mejor día ni para el conjunto masculino ni para el femenino, con poco acierto de cara portería y encontrándose con dos rivales mucho más adaptados al tamaño y las características de la pista de Cartagena. Aun así, ninguno de los dos bajo los brazos en unas finales que se pusieron muy pronto cuesta arriba. El Caja Rural CPLV se encontró con un Molina Sport, plagado de extranjeros y con un presupuesto mucho más alto, que jugó siempre con el marcador a favor, marcando el ritmo. Mientras que el Munia Panteras tuvo una mala primera parte, llegando al descanso con un 4-0 en contra pero en la segunda mitad vendió cara su derrota y estuvo cerca de la remontada.

La primera final en liza fue la del Caja Rural CPLV. Los vallisoletanos no arrancaron bien el partido y antes de los 30 segundos ya tenían el marcador en contra, tras un lanzamiento lejano del sueco Jacob Tenemyr, que Javi Tordera no pudo detener. Había que ponerse pronto las pilas y eso trataron de hacer los de Olmo Ercilla ante un conjunto que cuando va por delante se crece. Con todo, los pucelanos no se hundieron y encontraron una superioridad, que les podía enganchar al choque.

Pero una pérdida y una salida a la contra de Andreu Tomás acabó con asistencia a Edu Cabalín, que hizo el 0-2. El jarro de agua fría lo minimizó con rabia Marcos Pérez, luchando un disco y logrando el 1-2 con 12 minutos por jugarse. En ellos, se vio incómodo al Caja Rural y más a gusto a un Molina que abrió más brecha en una superioridad, de nuevo con otro latigazo de Tenemyr. Al descanso, a pesar de los intentos pucelanos y de una nueva superioridad a su favor se llegó con ese 1-3. Peor fue el inicio de segunda parte, con Temeyr logrando el cuarto en una acción individual. Los vallisoletanos se fueron a por todas, pero sin suerte cara a gol; arriesgaron, presionaron y se la jugaron con portero-jugador, pero no fue el día.

Munia Panteras

Poco después casi se repitió el guion en la final de la Copa de la Reina. El Munia Panteras se vio por detrás en el minuto 1 tras un gol de Marlen Beltrán y no encontró en la primera parte el camino de la portería contraria. En el otro lado, Vega Muñoz prácticamente anotó cada uno de sus lanzamientos, haciendo dos tantos en el 15 y el 17; llegando al descanso con 0-4 a favor de Tres Cantos tras un cuarto de Andrea Merino.

Las Panteras sacaron su garra tras el intermedio pero se toparon con Laura López en portería y con el 0-5 de nuevo de Vega Muñoz. Con 12 minutos por delante, las vallisoletanas se lanzaron a tumba abierta y en cuatro minutos hicieron tres goles, por obra de Olivia Monjas, Elisa Díez y Verónica Ibáñez, pero las expulsiones cortaron su posible remontada, remando sin suerte hasta el pitido final.

Subcampeonas/ Foto CPLV
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.