Roberto Jiménez confía en que el trabajo del equipo tenga su premio para conseguir los puntos necesarios

Roberto Jiménez/ http://www.realvalladolid.es

El Real Valladolid ya piensa en su próximo compromiso, que tendrá lugar este miércoles (19.00 horas) en San Mamés frente al Athletic Club. Para tratar de conseguir la victoria, Roberto Jiménez explicó que “la única conclusión” es prepararse y “confiar” en su capacidad, después de que el conjunto vasco, ya con 41 puntos, derrotara en la noche del domingo al Atlético de Madrid, líder de LaLiga Santander. “Hay que pensar que el rival va a poner el máximo nivel y tienes que contrarrestarlo”, dijo.

Para ello, comentó que el Pucela deberá corregir errores y tirar de madurez. “Son situaciones delicadas que nadie cuenta con que van a llegar. Nadie empieza una temporada pensando que va a transcurrir de esta manera. Si cayéramos en ese pesimismo no sería posible darle la vuelta”, expresó.

También analizó los momentos negativos que ha vivido el Real Valladolid en las últimas jornadas: “Lo que le ha pasado al equipo es que en esos partidos en los que hemos dado un plus no hemos conseguido el premio que merecía el trabajo. Cuando no tienes el premio deseado y las cosas no salen tan bien como quieres, te acuerdas de lo que dejaste en el camino. No creo que el equipo haya dado una imagen pésima. Es cierto que el equipo ha sido más plano. Los puntos no terminan de llegar y los necesitamos”.

El último revés llegó en la pasada jornada, cuando el Cádiz rescató un empate. “Tuvimos la oportunidad de cerrar el partido y marcar el segundo gol. Hay veces que a perro flaco todos son pulgas. Los equipos estamos abajo porque cometemos errores y se te escapan partidos. En la segunda parte ellos dieron un paso adelante y nosotros, inconscientemente, teníamos la sensación de que pasara el tiempo. El ansia de la victoria te empuja a eso y en Primera es complicado porque das de comer al rival. Consiguieron igualar las fuerzas, el gol cayó de su lado y fue una pena”, lamentó.

Roberto afirmó que la plantilla “trabaja, incide y pone todo el cariño” para conseguir el objetivo. “Nuestra vida, bienestar y futuro dependen de lo que pase aquí. Intentamos trabajar en todo lo que nuestra capacidad alcanza y ojalá sea suficiente en veinticinco días para lograr la permanencia”.

Él ya vivió esta pelea el curso anterior en Vitoria, aunque aseguró que son “situaciones diferentes”. “Llegué en enero, nos cogió el confinamiento y luego quedaron once jornadas. El año pasado con el Alavés la cosa acabó bien, salvándonos a falta de una jornada. Fue bastante peor que ahora en cuanto a sensaciones y estuvimos mucho más perdidos en las últimas siete jornadas. Nos está penalizando que no cerramos los partidos y que los puntos no llegan de tres en tres. Estamos en una línea superior a la que viví con el Alavés”.

Por último, el meta destacó que Sergio González ha hecho ver a la plantilla que “todos los jugadores” son “importantes”. “Hay que estar preparados para lo que pueda ocurrir y ayudar el equipo para conseguir el objetivo de la permanencia”.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.