Segunda victoria de la temporada

El UEMC Real Valladolid Baloncesto sumó un nuevo triunfo en la cancha del Levitec Huesca La Magia. Los vallisoletanos se impusieron a los oscenses por 7 puntos, 82-89

Levitec Huesca-UEMC Real Valladolid Baloncesto/ http://www.realvalladolidbaloncesto.es

 

Con sufrimiento después de dominar todo el partido, el UEMC Real Valladolid Baloncesto sumó la segunda victoria de la temporada en la cancha del Levitec Huesca La Magia (82-89). Los blanquivioleta, que se hicieron con una buena renta en el primer periodo, supieron sufrir y firmaron un partido completo y serio que terminaron sellando en los últimos minutos.

Los de Roberto González, con autoridad y solvencia, comenzaron el encuentro con una marcha más que el rival y no tardaron en hacerse con la manija. Y no la iban a soltar hasta el final. Un gran inicio de los interiores visitantes permitió doblar a los oscenses en el marcador (7-16) y dar el primer golpe. Kavion Pippen, estrenando titularidad y mostrándose imperial en defensa, y Sergio de la Fuente, con 10 puntos y 12 de valoración en el periodo inaugural, se hicieron dueños y señores de la pintura para liderar al Pucela.

La buena defensa, el dominio del rebote y la velocidad de los blanquivioleta fueron las señas de identidad de una puesta en escena sobresaliente y que se saldó con un 17-26 que cerraba el primer asalto. Las siete pérdidas de los locales, sufriendo mucho ante la intensidad visitante, permitieron al cuadro castellano castigar al contraataque y volar sobre el Palacio Municipal de los Deportes de Huesca.

Haciendo valer el botín logrado en los primeros diez minutos, el UEMC Real Valladolid Baloncesto continuó rayando a un buen nivel en todas las facetas del juego, aunque el cuadro de Sergio Lamúa fue creciendo con el paso del tiempo. El Levitec Huesca La Magia se entonó y llegó a colocarse a solo cinco puntos (25-30), obligando a Roberto González a pedir tiempo muerto para llamar a filas a los suyos.

Dicho y hecho. Dos triples consecutivos de Alec Wintering en poco más de 30 segundos estiraron a un Pucela que, a pesar del tiempo muerto pedido por Sergio Lamúa entre tanto, asestó a los aragoneses un parcial de 0-10 (25-40) que rompió Maverick Rowan. Después de alcanzar máxima de 15 puntos, los de Pisuerga mantuvieron a raya a los de verde y administraron la renta para alcanzar el descanso con un buen colchón (40-49)

Sustentando la ventaja en el dominio del rebote (11-20) y el buen hacer defensivo, el UEMC Real Valladolid Baloncesto estaba siguiendo la hoja de ruta de Roberto González a la perfección, aunque todavía quedaba mucha tela por cortar para llevarse el triunfo de Huesca.

A pesar de que el local Van Oostrum cometió su tercera falta personal y llegaban los problemas al banquillo aragonés, el Levitec Huesca La Magia se encomendó a Maverick Rowan para inquietar al Pucela. El jugador floridano lideró, con 12 puntos de los 15 que anotó el equipo, el primer conato de remontada de los oscenses (55-59) que tuvo que frenar Roberto González pidiendo un tiempo muerto. Y, nuevamente, la arenga del técnico tuvo un efecto inmediato en sus pupilos.

La consigna de los castellanos era clara ante un rival castigado por las bajas y con pocos jugadores interiores en sus filas: balones a la pintura. El entrenador de Carpio diseñó el plan y Kavion Pippen comenzó a ejecutarlo con elegancia y potencia a partes iguales. El Pucela, en un visto y no visto, subió el tono defensivo y golpeó con tres contrataques fulgurantes y consecutivos (0-7) que volvieron a poner tierra de por medio para alcanzar el último asalto con una diferencia de garantías (59-72).

Los blanquivioleta habían apagado el primer fuego, pero todavía les iba a quedar otro, este de más entidad, para terminar imponiéndose en Huesca. Los de Sergio Lamúa no se rindieron y con un quinteto pequeños comenzaron a dilapidar la renta visitante, aunque sin llegar a darle la vuelta al marcador. El UEMC Real Valladolid Baloncesto, con sangre fría y paciencia, soportó el chaparrón y esperó su momento para sofocar la reacción oscense y terminar sellando un triunfo sufrido hasta los últimos momentos.

Con 78-80 a falta de tres minutos y 80-85 con solo uno por disputarse, los de Roberto González, encomendados al talento de Alec Wintering en los momentos críticos, terminaron sentenciando con una gran canasta del base norteamericano y desde la línea de personal tras defender las posesiones del Levitec Huesca La Magia. Así, el Pucela certificó (82-89) su segundo triunfo de la temporada, ambos lejos de Pisuerga, y ya piensa en el derbi ante el EasyCharger Palencia del próximo sábado 30 de noviembre a las 19.00 horas.

Ficha técnica

(82) Levitec Huesca La Magia: Van Oostrum (15), Omoerah (9), Jorge Lafuente (9), Urdiain (3), Andrejevic (0) -quinteto inicial-. También jugaron: Rowan (21), Ferreiro (0), Casanova (21), Fernández (0) y Alonso (-).

(89) UEMC Real Valladolid Baloncesto: Alec Wintering (18), Davis Geks (9), Sylvester Berg Pedersen (12), Sergio de la Fuente (16), Kavion Pippen (14) -quinteto inicial-. También jugaron: Fernando Revilla Val (-), Juan García-Abril (0), Jaan Puidet (2), Melwin Pantzar (8), Justin Tafari Raffington (4) y Jordy Kuiper (6).

Parciales: 17-26, 23-23 (40-49), 19-23 (59-72) y 23-17 (82-89 final).

Árbitros: Cañigueral Novella, Ríos Marcos y Areste Giralte. Eliminado el jugador visitante Kavion Pippen con cinco faltas personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada la liga LEB Oro, disputado en el Palacio Municipal de los Deportes de Huesca el domingo 24 de octubre.

Declaraciones

Roberto González; «Se ha sabido manejar el partido»

El UEMC Real Valladolid Baloncesto sumó su segundo triunfo de la temporada, victoria que llegó después de un partido trabajado y complicado, como ya previó Roberto González. “Sabíamos que veníamos a un cancha muy difícil contra un equipo que nunca le pierde la cara a los partidos. Hemos tenido momentos complicados, pero supimos reaccionar y sumar una victoria muy importante para nosotros. Salimos duros porque sabíamos que ellos también iban a hacerlo, y la ventaja del primer cuarto nos ha venido bien, pero no nos hemos relajado”, explicó el técnico de Carpio.

Destacando la competitividad del cuadro oscense, el entrenador del UEMC Real Valladolid Baloncesto valoró el trabajo de los suyos. “Me voy con la sensación de haber jugado bien, llegar hasta el final y conseguir la victoria. No nos hemos relajado porque si no hubiéramos perdido. Nos ha costado defender el quinteto pequeño del rival, pero hemos ajustado para sacar adelante las últimas defensas”.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.