Triunfo sin sufrimiento

 Buen partido del Real Valladolid para vencer a la AD Alcorcón, volver a sonreír, y dejar gusto de atractivo fútbol en Zorrilla. Los vallisoletanos vencieron por 2-0, tras los goles de Aguado y Weissman

Weissman celebra el segundo gol/ http://www.realvalladolid.es

Hay noches que salen redondas y este domingo el Real Valladolid ha disfrutado una de esas. No por casualidad sino a base de trabajo, esfuerzo, intensidad, calidad, valentía, juego ofensivo y un fútbol atractivo para dejar atrás esa travesía en el desierto de tres derrotas consecutivas, para volver a enganchar a un Estadio José Zorrilla entregado, gracias al triunfo por 2-0 ante la AD Alcorcón.

Ganar y hacer que la afición se sienta orgullosa de los suyos. Esas dos consignas se cumplieron en la jornada 7 en LaLiga SmartBank en un partido que desde el primer minuto, y hasta el último, fue de mando para los de Pacheta. Con un cambio en el dibujo para adaptarse a las circunstancias de la enfermería el equipo fluyó desde el inicio y asumió que las riendas del choque tenían que ser sujetadas por los locales. Tanto que se convirtió en un monólogo que fue de menos a más, más allá de un primer gol anulado por fuera de juego, sin necesidad de VAR, a los alfareros. En el minuto 19 Aguado y Weissman cambiaron los roles para subir el primer tanto, ya que fue el delantero quien asistió con un pase al área para que el medio centro batiese por bajo. Premio justo a tenor de lo visto sobre el verde, y aunque los madrileños quisieron rebelarse ante la tiranía vallisoletana lo cierto es que el partido se jugó al compás marcado por el Pucela.

Lejos de dejarse llevar, los locales continuaron apretando las tuercas en busca del segundo. Sin negociar el sudor, sin ahorrar fuerzas, quiso más el Real Valladolid y dispuso de varias oportunidades para ampliar que no encontraron premio. También se contó con una pizca de fortuna para que, en el 35′, Roberto tocase para desviar al palo un disparo claro del rival, e intervino de nuevo el portero para repeler el peligro en la segunda jugada.

Si el primer acto fue de quilates, en la segunda mitad el Real Valladolid demostró todavía más las muchas capacidades que atesora. El único pero es que las numerosas llegadas, varias de ellas muy claras, no se concretaron mientras los minutos pasaban con el balón en los pies pucelanos, eso sí. Weissman de cabeza, Sergio León con un disparo a bocajarro tras centro de Luis Pérez que obligó al paradón de Jiménez, de nuevo el delantero israelí tras recibir de tacón dentro del área, y un mano a mano que el meta del Alcorcón sacó a Cristo dieron fe del torrente ofensivo desplegado.

Finalmente, para amarrar los tres puntos y aportar tranquilidad a los minutos finales, el Pucela convirtió un saque de banda en el segundo gol, obra de Weissman, quien encaró a su defensa, recortó y disparó ajustado al palo largo. Minuto 86, partido sentenciado.

Con 10 puntos tras siete partidos, con una grandísima imagen ofrecida, el Real Valladolid piensa desde ya en el siguiente encuentro. Será el viernes 1 de octubre, a partir de las 21.00 horas, en la visita a la SD Ponferradina que ocupa la tercera posición en la tabla.

Ficha técnica:

(2) Real Valladolid: Roberto; Luis Pérez (Janko, min. 81), Kiko Olivas, Queirós, Olaza; Plata (Plano, min. 71), Aguado, Roque Mesa (San Emeterio, min. 81), Toni Villa (Anuar, min. 63); León (Cristo, min. 71), Weissman

(0) AD Alcorcón: Jiménez; Laure, David Fernández, Gorosito; Hugo (Asencio, min. 63), Zarfino (Lucho, min. 46), Gorostidi (Juanma, min. 79), Moyano, Bellvis; Al Badaoui (Arribas, min. 63), Hernández (Córdoba, min. 79)

Goles: 1-0, Aguado, min. 19. 2-0, Weissman, min. 86.

Árbitro: Ais Reig (C.T. valenciano) asistido por Saenén Álvarez y Campo Hernández. Amonestó con cartulina amarilla a Sergio León y Roque Mesa; y al visitante Gorosito

Incidencias: partido correspondiente a la séptima jornada en LaLiga SmartBank disputado el domingo 26 de septiembre de 2021 en el Estadio José Zorrilla, con 12.395 espectadores, a puerta abierta bajo el protocolo establecido por la Junta de Castilla y León

Declaraciones

Pacheta; «El público nos ha ayudado»

El Real Valladolid regresó a la senda de la victoria tras superar (2-0) a la AD Alcorcón, contra quien los blanquivioleta realizaron “un partido muy completo, de mucho control”. Así lo explicó Pacheta en la rueda de prensa posterior al encuentro, el cual catalogó como “bueno”.

Además, resaltó que el Pucela estuvo “muy bien en muchos momentos” y que dispuso de “muchas situaciones de gol para cerrar el partido antes”. “Hemos llegado muy bien al espacio. Todo ha sido mucho más vertical que otros días. Hemos tenido más presencia en área. Estoy muy contento porque he visto sufrir mucho a los chicos estas semanas”, expresó.

El técnico blanquivioleta también quiso dedicar unas palabras a la afición, quien puso la primera piedra del triunfo: “Desde un principio hemos notado el calor de la gente, nada más salir a calentar. Impresionante. La gente está a muerte después de tres derrotas seguidas. Su apoyo será fundamental”.

Esa felicidad por el trabajo recompensado de la plantilla tuvo su espacio en la comparecencia, ya que comentó que el sábado dos de sus jugadores se encontraron “con gastroenteritis” y ambos estuvieron en el duelo de este domingo. Respecto a los futbolistas, al ser preguntado por la parcela defensiva, explicó que la zaga se desenvolvió “bien en las segundas jugadas y en las vigilancias”. “Los laterales han ayudado muchísimo, el centro del campo ha hecho un partido fantástico, Plata adaptándose y Toni Villa como siempre”, apuntó. Además, sobre Aguado afirmó que “tiene un futuro por delante muy prometedor”. “Tiene mucha pierna y llegada. Le das el balón y no la pierde. Para el Real Valladolid es un jugador cojonudo”, dijo.

En definitiva, Pacheta aseguró que “esta es la línea a seguir, sobre todo por las sensaciones”: “Son muy buenas y hemos ganado. El jugador está reforzándose en lo que creemos que nos dará premio. Las sensaciones que me llevo son de un equipo más vertical, con más ocasiones de gol y más alegre. El fútbol hay que jugarlo con pasión, alegría y emoción. Es un día de felicidad”.

El entrenador pucelano guardó la euforia, a pesar de mostrarse feliz, ya que expuso que en estas situaciones hay que tener “humildad”. “Esta categoría es muy dura. Vengo de tres semanas de sufrir mucho y hoy es un día de paz”, expresó. De hecho, comentó que disfrutarían de la victoria en este domingo, pero desde mañana pensarán en la cita en Ponferrada. “Va a ser un partido durísimo ante un equipo que va como un tiro, con una confianza tremenda en El Toralín”.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.